Buscar

LOS APAGA SUEÑOS

Reflexión conmemorativa del día del Contador Público Colombiano.



Te levantas diariamente de la cama y en ocasiones olvidas dar gracias por amanecer nuevamente con vida, por contar con la fortuna de observar nuevamente la luz del sol y si tienes seres queridos, de compartir con ellos. Lo descrito letras atrás no solamente sucede de ti hacia la vida sino en la dirección opuesta igualmente porque la sociedad también olvida darte gracias por tus buenos oficios como Contador Público y en ocasiones pareciera que también deja de lado el reconocimiento por la importancia que tienes para la sociedad porque tu trabajo es valioso y así debes comenzar a percibirlo tú también y no me refiero solamente a lo monetario sino al impacto que genera tu rol en el mundo.


No es sencillo ser Contador Público, el ejercicio profesional requiere de esfuerzos adicionales que muchas veces dejan en un segundo plano aspectos importantes de la vida como la familia, el ejercicio físico, el esparcimiento y hasta la salud; y en ese mismo sentido llegar a serlo tampoco es sencillo porque requieres de horas de imparable lectura, comprensión, de lidiar con docentes de toda índole, de esforzarte haciendo un trabajo de grado, preparatorios y demás… ¡Y por eso es que debemos valorar lo que hacemos, porque nos costó!. –Pero es que afuera no nos valoran-, eso dicen muchos, pero ¿Nos valoramos nosotros?


"Está moribundo quien no sueña y muerto en vida quien no lucha por alcanzar sus sueños, además el diploma puede decir Contador Público , pero es la vida, la entrega y lo acertado de las decisiones lo que forja al buen profesional y antes que eso a la persona". CAP.

Sobrevivir en esta selva no es sencillo, sin embargo está en nuestras manos hacer de esta selva el paraíso que es hoy en día para muchos, uno donde día a día aprendes cosas nuevas, donde conoces personas maravillosas, donde gracias a tu trabajo vives tú y viven los tuyos porque la calidad y la conciencia limpia traen prosperidad, donde sientes que estás aportando un granito de arena en la construcción de una sociedad más justa y transparente; para ello, debes siempre alejarte de los apaga sueños. ¿De los qué? ¡Si, de los apaga sueños! Apuesto a que por lo menos una vez en la vida te has cruzado con estas personas a quienes les cuentas tus planes, tus proyectos y en vez de apoyarte lo que hacen es decirte cosas tales como: -¿Contaduría Pública?, pero ya hay mucho contador…-, -Tengo un familiar que estudió eso y lleva 3 años desempleado-, -Eso es fácil, los programas contables les hacen todo el trabajo- , -¿Y eso sí da plata?- , -No pierda su plata en eso, mejor monte un negocio o métase a vender batidos-, -Bueno, yo veré esa tarifa especial por la amistad-.


Pero cada uno de nosotros lleva por dentro su propio apaga sueños, ese que se manifiesta cuando el cliente no nos paga oportunamente, cuando nada que nos sale buen trabajo y naturalmente desesperamos, cuando denigramos de nuestro oficio por los recurrentes cambios normativos que nos conducen a invertir tiempo y dinero en capacitación y pensamos que ese tiempo y dinero bien podríamos estarlos destinando a otras actividades e incluso cuando la suma no nos da… pero resulta mis estimados y estimadas que si ser Contador Público fuese tan fácil entonces cualquiera lo sería ¡Y ninguno de nosotros es cualquiera!, así que debemos bloquear totalmente ese apaga sueños que llevamos dentro y sentirnos importantes, valiosos y si es necesario dejar de hablarle a la prima que nos contamina con su mala energía y pesimismo, o cambiar ese trabajo donde nos sentimos estancados, o cambiar de clientes, ¡Pues los cambiamos!, no somos árboles para estar sembrados en el mismo lugar en que nacimos.


Somos el resultado de nuestras decisiones pasadas y por ende de eso depende si vivimos en una jungla o en un paraíso, así que en esta fecha donde conmemoramos una vez más el día del Contador Público Colombiano, la invitación es a hacer un alto en el camino y analizar nuestro entorno y las decisiones tomadas, a alejar de nuestras vidas a los apaga sueños y a controlar ese apaga sueños que llevamos dentro de cada uno de nosotros porque está moribundo quien no sueña y muerto en vida quien no lucha por alcanzar sus sueños, además el diploma puede decir Contador Público, pero es la vida, la entrega y lo acertado de las decisiones lo que forja al buen profesional y antes que eso a la persona.

0 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Twitter Icon
0Carrito